WALL•E

PS2
Fecha de lanzamiento: 4 Julio 2008
Desarrollador: Heavy Iron Studios
Editor: THQ

Presentación

Vive con WALL•E una aventura fantástica en PlayStation®2.

¿Qué pasaría si la humanidad tuviera que abandonar la Tierra y alguien olvidase desconectar al último robot?

Después de cientos de solitarios años de hacer la tarea para la que fue creado, WALL•E (abreviatura de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) descubre un nuevo propósito en la vida cuando conoce a un robot la mar de elegante llamado EVE. EVE se da cuenta de que, sin querer, WALL•E ha dado con la clave del futuro del planeta y sale corriendo al espacio a contarle su hallazgo a los humanos. Mientras, WALL•E persigue a EVE por la galaxia y así es como empieza una aventura frenética basada en la película de Disney-Pixar con el mismo título.

Controla a WALL•E y a EVE y revive algunos de los momentos más emocionantes de la película, mientras exploras diez mundos llenos de acción y aventuras sin límites, además múltiples retos multijugador. Reconocerás la historia, los personajes y las localizaciones clave de la película mientras desarrollas intensas misiones, evitas a peligrosos enemigos y recorres un mundo futurista. Además, el juego, contendrá nuevas historias y ambientes que no podrás ver en el cine.

  • Juega como tu personaje preferido de la próxima película de Disney-Pixar.
  • Explora 10 mundos de la película llenos de acción y aventuras.
  • Juega con tus amigos cara a cara en los retos multijugador.

Avance

El pequeño robot del que todos se han olvidado

Si quieres hacer un gran viaje con un adorable robot de limpieza solo tienes que adentrarte en WALL•E, un juego basado en la última película de Pixar que ya es todo un éxito de taquilla.

WALL•E es la última película de Pixar Animation Studios. Muchos críticos han alabado su originalidad y su encantadora historia, que recuerdan a las tradiciones de las películas de cine mudo.

El videojuego, titulado al igual que el filme, sigue la misma historia: los humanos han evacuado la Tierra en naves espaciales después de que los altos niveles de contaminación hicieran imposible vivir en el planeta. Solo dejaron tras ellos cientos de robots WALL•E para limpiar el planeta de desperdicios. Sin embargo, los robots no funcionaron correctamente y, tras 700 años, solo queda un WALL•E activo, que después de tantos años de soledad ha llegado a sentir emociones.

En ese momento, llega EVA, una robot en busca de vegetación de la que WALL•E se enamora, aunque no sea correspondido por esta robot Evaluadora de Vegetación Alienígena sin sentimientos. Aun así, se adhiere al casco de su nave espacial cuando EVA deja el planeta y va tras ella adentrándose en los confines del espacio.

En los primeros niveles, el desarrollador hizo frente a la difícil tarea de crear un juego divertido utilizando un único personaje en un planeta vacío. El resultado es un juego original y entretenido. El jugador controla a WALL•E mientras se dedica a sus quehaceres: limpiar el vertedero en el que se ha convertido la Tierra. Controlar este pequeño robot resulta una verdadera gozada mientras va por ahí aplastando cajas y recogiendo los objetos azules, que necesitas para pasar a la siguiente fase.

La jugabilidad es una mezcla única de géneros, en la que se combinan plataformas con juegos de patinaje, por muy raro que parezca. Para acceder a algunas cajas, WALL•E deberá usar rampas o saltar entre huecos. El diseño de los niveles es lo suficientemente ingenioso para que sea variado de principio a fin. Resulta muy reconfortante poder encontrar la mejor forma de reunir esos escurridizos objetos después de dedicarle mucho tiempo. Para destruir las cajas normales hay que convertirlas en cubos y después chocar con ellas; mientras que las cajas rojas hay que destruirlas con el láser de WALL•E. Así podrás desbloquear minijuegos para encontrar todas las cajas en un nivel.

La variación en el diseño de los niveles que se ha comentado anteriormente es lo que aporta más fuerza al juego. Al igual que en la extraordinaria serie de Ratchet & Clank, es imposible quedarse quieto y cada nivel es totalmente diferente al anterior, tanto en el diseño como en la jugabilidad. Hay fases en las que tendrás que correr cuesta abajo, romper cajas y esquivar tuberías a contrarreloj. Uno de los niveles es un shooter en primera persona sobre raíles en el que puedes ver a WALL•E volando por el espacio y disparando su rayo láser contra los desechos que se acercan. En los siguientes niveles se introducen operaciones de incógnito.

Gráficamente, el juego es fiel al original y cada fase es una recreación auténtica de una escena de la película. Resulta espectacular, dada su diversidad. En los primeros niveles, las montañas de escombros y los laberintos de tuberías y cables están diseñados casi a la perfección, con lo que se consigue transmitir la sensación de caos y desorden sin oscurecer el camino correcto.

La relación de THQ con Pixar ha sido fructífera. Ambas compañías están comprometidas con la innovación y la calidad, y está claro que WALL•E es la prueba de ello. Es obvio que este juego atraerá a los millones de personas que acudan a ver la película, pero hay que verlo como un título entretenido en sí mismo y que vale la pena tenerlo si lo que deseas es disfrutar con toda la familia de un juego divertido y, sobre todo, bien hecho.

Como el pequeño robot que olvidaron desactivar, WALL•E ya ha barrido en taquillas. Este juego tiene todo lo que se necesita para ser un gran éxito.


Compartir

Google+