Cuestión de Honor

PS2
Fecha de lanzamiento: 7 Abril 2004
Desarrollador: SCEA
Editor: SCEE

Presentación

Conviértete en la estrella de la película que nunca hizo Jet Li. Acaba con las Tríadas utilizando el estilo inimitable de megaestrella kung fu y un novedoso sistema de combate

Jet Li, estrella de las mejores películas de la historia de artes marciales de Hong Kong y de taquillazos de Hollywood como Nacer para morir y Romeo debe morir, protagoniza ahora su película más especial y llena de acción... y es sólo para PlayStation 2.

Cuestión de Honor es un juego de acción de película protagonizado por el rey del kung fu en el papel de Kit Yun, un agente doble de la Agencia de investigación contra el crimen organizado de Hong Kong, que trabaja para una gran banda criminal china. Cuando asesinan a Boss Chiang, el líder de la banda, debido a un intento de reforma, encargan a Kit que se dirija a San Francisco para entregar una carta importante a la hija de su antiguo jefe. Por desgracia, el nuevo y despiadado líder de la banda, motivado por sus ansias de ambición, se prepara para arriesgar las vidas de todos sus hombres de confianza y evitar así la entrega de Kit.

Lo que sigue es una sucesión interminable de secuencias emocionantes en las que tendrás que luchar contra los enemigos en la piel de Kit utilizando todas las técnicas de artes marciales que tienes a tu disposición. También hay escenarios totalmente interactivos, armas de cuerpo a cuerpo devastadoras y, cuando la situación lo requiera, un impresionante despliegue de arsenal de fuego. Con un innovador sistema de combate de 360 grados, secuencias de video al estilo cinematográfico y capturas de movimiento tipo Jet Li (que también ha puesto su voz en la versión inglesa), ésta es tu gran oportunidad de dirigir y protagonizar una película con el maestro del kung fu.

A diferencia de los juegos de lucha de siempre, en Cuestión de Honor podrás utilizar el joystick analógico derecho de tu mando analógico DualShock en los combates. Sólo tendrás que pulsar el joystick hacia la dirección de tus atacantes para desencadenar multitud de combinaciones de patadas altas y repartir tu esfuerzo entre varios adversarios con sólo pulsar en la dirección adecuada. Combina tus movimientos con los botones R1 y L1 y conseguirás una variedad de golpes letales, marcadores ingeniosos, movimientos especiales que desafían a la gravedad y ataques ligeros. Por ejemplo, si atrapas a tu enemigo cerca de una parrilla encendida en una cocina, Kit acabará poniendo la cara del desafortunado criminal sobre el abrasador metal, por no hablar del estremecedor sonido de la piel churruscándose.

También se emplea un método parecido en las secciones de tiroteos inspiradas en John Woo, en las que verás a Kit manejando un par de pistolas o metralletas para machacar a los malos al tiempo que se esconde por el escenario para protegerse. Se consigue el efecto de 360 grados con el joystick analógico derecho, con el botón R2 aprietas el gatillo; si pulsas el joystick en dirección de hasta dos enemigos, bloquearás la visión y podrás tener más precisión apuntando, mientras que el botón L1 se utiliza para realizar descensos espectaculares a cámara lenta que te permitirán acabar con múltiples oponentes en cuestión de segundos.

Gracias a la tecnología streaming, la acción de Cuestión de Honor nunca descansa; las secuencias de video enseguida se entremezclan con el juego, añadiendo una sensación real de película. Como complemento a este ambiente hay detalles pequeños muy pensados, como la elección del escenario, que se presenta de la misma forma que un menú de selección de escenas de DVD.

 

  • El sistema de lucha analógico permite un combate real de 360 grados


  • Juega como Jet Li con sus capturas de movimiento y la voz del actor en la versión inglesa


  • Perfecta presentación al estilo cinematográfico


  • Amplia variedad de estilos de juego: lucha, tiroteos, sigilo y huida


  • Movimientos ligeros: realiza patadas voladoras desde paredes, lanza al enemigo contra mesas y a través de ventanas, salta obstáculos...

 


Compartir

Google+